Diez aeropuertos se sumarían al programa de control aduanero en origen de Estados Unidos

Foto: U.S. Customs and Border Protection

Foto: U.S. Customs and Border Protection

El Departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security) de los Estados Unidos anunció la semana pasada que planea sumar diez aeropuertos al programa de control de aduana en origen (conocido como el US Border preclearance), el cual básicamente permite que los pasajeros con vuelos hacia ese país puedan realizar los trámites aduaneros en el aeropuerto de salida y no recién al llegar a los Estados Unidos como es usual en los vuelos internacionales.

Los aeropuertos con los que se empezará a negociar la instalación de puestos aduaneros de los Estados Unidos son: Bruselas (Bélgica), Punta Cana (República Dominicana), Narita (Japón), Amsterdam/Schipol (Holanda), Oslo (Noruega), Madrid/Barajas (España), Estocolmo/Arlanda (Suecia), Estambul/Ataturk (Turquía), Londres/Heathrow y Manchester (ambos en Inglaterra). Estos aeropuertos son algunos de los que más tráfico emiten anualmente hacia los Estados Unidos, con casi 20 millones de pasajeros transportados en 2014 y fueron pre seleccionados entre casi 30 aeropuertos postulados tras casi un año de estudios.

El programa de preclearance se remonta a 1952 cuando por pedido de American Airlines los gobiernos de Canadá y Estados Unidos acordaron implementarlo en el aeropuerto de Toronto. Con los años el mismo fue extendiéndose hasta llegar a operar en los aeropuertos de Calgary, Edmonton, Halifax, Montréal, Ottawa, Vancouver y Winnipeg. Además existen puntos de preclearance en Aruba, Nassau y Freeport (Bahamas), Bermuda, Dublin, Shannon y Abu Dhabi.

Para los pasajeros el tomar vuelos desde aeropuertos con preclearance implica una ventaja por cuanto una vez hecho el trámite en origen, al llegar a Estados Unidos el vuelo es considerado como doméstico por lo que se acortan los tiempos de conexiones, ampliando el abanico de opciones de vuelos hacia destinos en ese país. Desde ya esto también implica arribar con anticipación al aeropuerto de partida, pero al menos se gana certeza de que al llegar a los Estados Unidos los tiempos serán menores y no habrá que lidiar con una larga cola en aduanas y hasta la posibilidad de que le sea denegado el ingreso al país. De todas maneras el programa suele recibir críticas por parte de los mismos estadounidenses, principalmente aquellos que poseen Global Entry (un programa que permite realizar con mayor agilidad los trámites aduaneros cuya admisión requiere un trámite específico que no está abierto a todo el mundo).

Para los Estados Unidos la ventaja está en poder prevenir y bloquear ya desde el origen la potencial llegada de amenazas a su seguridad nacional, reducir la congestión en las terminales internacionales, mejorar la utilización de puertas para vuelos domésticos en sus aeropuertos y promover la utilización de aeropuertos secundarios.

Los aeropuertos que obtienen la posibilidad de contar con preclearance ven mejorada su competitividad frente a otros aeropuertos y además pueden explotar comercialmente las nuevas áreas para de esa manera incrementar los ingresos no aeronáuticos.

Este anuncio se enmarca dentro de los planes del gobierno estadounidense para acelerar el crecimiento del turismo en ese país pero manteniendo los niveles de seguridad. Así también se han establecido nuevos programas como Global Entry, control automatizado de pasaportes, control de pasaportes via celular, entre otros, que han logrado reducir un 13 por ciento el tiempo de espera en los 10 principales aeropuertos de ese país.




Deja un comentario