RINCON DEL CONOCIMIENTO > HISTORIA DE LA AVIACION

Aeroposta Argentina - Volando al Sur

<< < (14/37) > >>

Orion:
 :) Estaba en deuda con Condorpass...

PRÓSPERO PALAZZO



APUNTES PARA UNA BIOGRAFÍA
Próspero Palazzo, nacido en Tucumán el 17 de octubre de 1904, era hijo de SALVADOR PALAZZO y MARIA ANFUSO, que constituyeron una numerosa familia, ya que Próspero, tenia nueve hermanos: NUNCIO, VITO, JOSÉ, DOMINGA, ILUMINE, ANGELA, MARÍA, LUCIA y SALVADOR. (Con el tiempo, tanto Vito como José se incorporaron también a la AEROPOSTA ARGENTINA).
Salvador Palazzo se desempeñaba como relojero siendo un vecino muy apreciado y su hijo Próspero, luego de atender a las labores escolares, le secundaba en el negocio.
Eso no obstante, desde su primera adolescencia, manifestó una marcada vocación por la aviación, que por esos años - en nuestro país - se hallaba en un estado casi embrionario, máxime en una provincia del interior. Lo cierto es que en cuanto podía, el joven Palazzo se aparecía en las instalaciones del Aero Club « Tte. Benjamin Matienzo», y demostrando particular interés; con la mayor voluntad secundaba - en tareas menores- a los mecánicos y adquiría conocimientos de aeronáutica, efectuando un aprendizaje directo en la práctica..
Tanto se integra al movimiento del Aero Club que las autoridades del mismo, para premiar su voluntad y disposición de servicio, resuelven becar su curso de piloto civil, obteniendo con las mejores calificaciones su brevet de piloto el 18 de diciembre de 1924. Rindió su examen final en Córdoba.
Por lo tanto egresó del primer curso realizado en el Aero Club "Tte. Benjamin Matienzo" de Tucumán habiendo sido su instructor el Sargento 1º Salvador Gaudioso Molina.
Al año siguiente( 1925), al ser llamado bajo bandera para cumplir con el Servicio Militar es incorporado en la Unidad Escuela de El Palomar (Pcia. de Bs. As.). Esto es posible porque siendo piloto civil se encontraba habilitado por la reglamentación existente desde el 4 de junio de 1923, por la que el Ministro de Guerra, había dispuesto que: «... todo ciudadano con patente nacional de aviador, que fuese llamado bajo bandera, debería ser incorporado a la Aviación Militar, con el objeto de ir formando los cuadros de la reserva..».
Al completar su período de Servicio Militar, recibe el brevet de piloto militar, pasando a la reserva como «Conscripto Aviador», quedando habilitado con carnet internacional, y catalogado entre los pilotos de primera categoría.
Cumplidas sus obligaciones militares, retorna a su ciudad natal en 1926 reincorporándose al personal del Aero Club, para posteriormente desempeñarse como instructor del mismo.
Próspero Palazzo tuvo también activa participación en el histórico raid de la denominada «Escuadrilla Tucumán», de la que nos ocuparemos por separado
De 1928 a 1929, fue el Piloto Oficial de la línea "Tucumán- Tafí Del Valle", transportando correspondencia y pasajeros, llegando en una oportunidad a efectuar siete viajes en un solo día.
También alcanzó notoriedad, en el permanente traslado de enfermos, desde pequeñas localidades del interior de la provincia hacia la capital, haciendo posible en varias situaciones el salvamento de los mismos, que sin ese aporte hubiesen perecido; muchos de estos vuelos sanitarios se cumplieron bajo condiciones atmosféricas adversas, siendo posibles por la notable vocación de servicio del joven aviador.
Fue también un propulsor del «vuelo a vela», y siempre que le resultaba posible volaba en planeador, expresando que la paz y serenidad que brindaba ese deporte, era incomparable.
En oportunidad en que AEROPOSTA ARGENTINA solicitó personal para la empresa (en el año 1929), Palazzo se presentó - junto a otros concursantes- y resultó elegido por su mejor promedio y antecedentes. De esta manera comienza su relación laboral con la compañía, efectuando sus primeros vuelos en la línea «Buenos Aires - Asunción « ( República del Paraguay).
En noviembre de 1929, abandona los servicios al Paraguay y realiza el vuelo inaugural de la llamada «Línea al Sur», volando a Comodoro Rivadavia; inmediatamente después, el propio Jean Mermoz , por entender que Palazzo era un experimentado profesional, decide designarlo a cargo de la misma. De este tema- tan trascendente en la actividad profesional de Palazzo- habremos de ocuparnos en un capítulo aparte.

Radicado en Comodoro Rivadavia, allí todavía se le recuerda con sumo afecto por quienes llegaron a tratarle, que reivindican su personalidad: reservado, algo introvertido, generoso ,responsable y humilde hasta el exceso, honesto, respetuoso, de gran prudencia y sensatez , un verdadero apasionado por el vuelo; con una auténtica pasión que por otra parte resultaba contagiosa, ya que al decir de quienes lo trataron, aquel que hablase más de una hora de aviación con él, infaliblemente terminaba iniciando el curso de piloto .
De mediana estatura y delgado, Palazzo encarnaba «el prototipo» del aviador en aquellas épocas románticas .

Inicia con mucho entusiasmo las gestiones para la creación de un Aero Club, las que se concretan el 25 de abril de 1935, incorporando a la población de la ciudad de Comodoro Rivadavia una benemérita institución deportiva y de servicio que aún hoy prosigue con sus nobles actividades. Fue el primer presidente y firme propulsor de la entidad, secundado - en la primera comisión directiva- por los siguientes miembros: Ingeniero Massone, Dr. W. Varando, A. Quiroga, A. Jontza, R. Blumberg, Ing. O. Wegner, O. Lay y R. Marin.
En setiembre de 1937, se entrega el  Brevet al primer alumno del Aero Club, el Sr. Juan A. Ferreyra, quien debió rendir las pruebas de suficiencia en Morón (Pcia. de Bs. As.), habiendo sido su instructor en el Aero Club local Vito Palazzo.

Desgraciadamente, y por esas circunstancias inescrutables del destino de los seres humanos, quien más trabajó para concretar la idea de la creación y permanente desarrollo del ente formador de pilotos, no pudo asistir a la ceremonia de entrega del Brevet al Sr. Ferreyra: 15 meses antes había fallecido trágicamente en las estribaciones del cerro Salamanca, aproximadamente a 60 km. de Comodoro Rivadavia, con 32 años de edad y cumpliendo con su vocación de servicio, habiendo dedicado 13 de su corta existencia a su obsesión: la aviación.

Nunca, pese a contar casi 5000 horas de vuelo, había sufrido un accidente.
El que le costó la vida, fue el primero... y el último.

de Jorge J. Horat  -   “PALAZZO El Héroe Olvidado”

 :ok: Saludos

Orion:
 :) Para quien quiera leer mas sobre Próspero Palazzo -vale la pena-, les dejo el link:

http://www.seguridadsolidaria.com/pages/jhorat/LIBROS/palazzo/


otra foto, de la página mencionada precedentemente

 :ok:

Mermoz:
Agrego algo sobre Don Vito Palazzo, hermano de Próspero que octubre de 2000 le fue otorgada la Distinción al Mérito Ciudadano en Mar del Plata.

Don Vito, además de aviador, fue también relojero e incursionó en la política. Fue amigo de Saint-Exupéry y Carola Lorenzini. Dejó la profesión de aviador en 1954 cuando nació su primer hijo porque su hermano Próspero le había dicho varias veces que dejara de volar si tenía familia para que no quedaran en la pobreza si algo le pasaba.
Esto de las esposas e hijos era todo un tema en esa época ya que a los aviadores les costaba muchísimo conciliar el tema de volar y la familia, hay más que suficientes ejemplos de eso en la época de la Aéropostale.
 :ok:


Mermoz:

--- Cita de: leocarin en 05 de junio de 2008, 16:17:49 ---No, fuera de joda. es un placer enorme leer este thread  y aprender tanto de gente como Uds. :)
--- Fin de la cita ---

Leo, volviste!  :jejeje:

Gracias por los comentarios!  :ok:

Mermoz:

--- Cita de: B757 en 05 de junio de 2008, 22:35:59 ---Lo mismo digo y opino

--- Fin de la cita ---

Gracias!  :ok:

Navegación

[0] Índice de Mensajes

[#] Página Siguiente

[*] Página Anterior

Ir a la versión completa